La ciudadela de Capidava

En los límites del Imperio Romano se instalaron una serie de ciudadelas con el objetivo de asegurar las fronteras ante eventuales ataques de los pueblos extranjeros. Capidava era una de estas ciudadelas defensivas, encargadas de proteger la frontera natural del Danubio, que marcaba el límite oriental del Imperio Romano.

Capidava está situada en la provincia de Constanza. Si se viaja desde Bucarest o Constanza por la autovía A2, es necesario desviarse en Cernavoda y seguir la ruta por la carretera provincial DJ223 hacia el Norte, cruzando los pueblos de Seimeni y Dunarea hasta alcanzar Capidava. La ciudadela se encuentra a mano izquierda de la carretera, junto al Danubio, mientras que el pueblo actual está situado a mano derecha.

Capidava es una ciudadela romana fundada en el siglo II d.C., en el límite danubiano del Imperio Romano, y destaca por los numerosos vestigios y el buen estado de conservación en el que se encuentran. Desde 1924 se iniciaron las primeras exploraciones en la zona, y se vienen realizando expediciones arqueológicas periódicamente desde entonces.  

El primer asentamiento en Capidava fue realizado por la tribu tracia de los Getas, hace más de dos mil años. Es a partir del siglo II de nuestra era cuando los romanos construyeron aquí un castro poderoso y un puerto, gracias al emplazamiento privilegiado de esta población.   

La ciudadela tuvo actividad durante casi un milenio, desde principios del siglo II bajo el mando del Emperador Trajano hasta mediados del siglo XI, cuando debido a las invasiones de los uzos y los pechenegos (tribus nómadas provenientes de Asia Central) Capidava es saqueada y su actividad se detiene.  

Es una ciudadela con marcado carácter militar, lo que la diferencia de otras fortalezas de la zona como la de Adamclisi (Tropaeum Traiani) de la época romana, o la de Histria, antigua colonia milesia (griegos procedentes de la polis de Mileto). En ambos casos se trataba de ciudadelas con asentamientos civiles.

Sobre el acantilado, en la parte occidental de Capidava, se encuentran los vestigios de varios edificios oficiales: un hórreo o almacén donde se depositaban materiales; un edificio perteneciente al Imperio Romano tardío que cumplía la función de cuartel general (Principia) de las tropas de caballería, cuya misión principal era la de proteger la frontera del imperio, entre otros.   

La ciudadela fue rehabilitada en el siglo VI, en tiempos del emperador Justiniano, que otorgó mucha importancia a este punto fronterizo. Por debajo de este edificio de Principia se han descubierto elementos de unas probables viviendas del siglo II, que se pueden asociar con unas barracas militares del primer castro romano de Capidava fundado en los tiempos del emperador Trajano en tiempos de sus guerras con Decébalo.

En primera instancia serían unas barracas de madera, que posteriormente se reharían en piedra. Se encuentran también espacios utilizados como depósitos, con restos de vasijas en las que se guardaban provisiones.

Capidava es sin duda la ciudadela más interesante y estudiada de la zona de Dobrogea, y es considerada el punto más destacado de la antigua frontera del Imperio por el Danubio.

En el año 1967, dos vecinos de Topalau que se dirigían a Cernavoda encontraron junto a la ciudadela de Capidava una jarra antigua bien conservada, y la llevaron al Museo de Arqueología de Constanza. Esta jarra con forma de ánfora es parecida a este tipo de objetos de la vieja tradición romana, pero en este caso es de la segunda mitad del siglo X.  

Fuente: adevarul.ro

En la vasija se encuentran 4 series de símbolos, del alfabeto griego, en lo que parece ser un texto con carácter religioso, aunque hay muchas dudas en torno a la interpretación de parte de los símbolos. No obstante, lo más interesante sería la firma del autor, donde se puede leer Petre, que es un nombre específico de la lengua rumana que no existe en el resto de lenguas eslavas ni en griego. En el caso de que Petre fuera la firma del alfarero que realizó la vasija, estaríamos ante la muestra epigráfica más antigua de la lengua rumana hasta nuestros días. Más información y fotos en este enlace.

Vídeo en YouTube:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s